CUENTO DE HOY

EL PIRATA ALFREDO Y PAPA NOEL




Había una vez un pirata malo, llamado Alfredo.

Alfredo  tenía un barco, el barco más grande y rápido nunca conocido.  Se llamaba “La Estrella”. Era tan tan rápido, que el día de Navidad, se cruzó sin querer con el trineo de Papá Noel, y lo atrapó. Papá Noel y sus renos,quedando atrapados en las velas de “La Estrella".

El pirata Alfredo, enfadado, le preguntó a Papá Noel porqué no estaba repartiendo regalos y porqué estaba  surcando los mares.

Y Papá Noel contestó: “Es que vengo a entregarte tu regalo…

¿Mi regalo?“, contestó el pirata Alfredo.

Sin que Alfredo se diera cuenta, Papá Noel se marchó y Alfredo se quedó solo. Bueno, solo no. Había un paquete envuelto que rápidamente abrió…

Ooooh! Es un sombrero de Papá Noel y… ¿una carta?  La leyó: “Estimado pirata Alfredo, si aceptas este gorro de Papa Noel, podrás tener un nuevo trabajo, que consiste en ayudar a todos los barcos que te encuentres durante el año, y en Navidad, repartirás juguetes a las zonas de la costa.

A Alfredo no le convencía. Qué debía hacer a cambio? Qué quería Papa Noel?

Siguió leyendo: “A cambio te daré el mejor regalo que nunca podrás recibir: tendrás el cariño de todas las personas a las que ayudas en el mar, y de todos los niños a los que llevas juguetes en Navidad“.

El pirata Alfredo no se lo pensó dos veces, comenzó su nuevo trabajo.

Alfredo, se dio cuenta que ayudar a la gente es el mejor trabajo que puede existir.

FIN


#

Posts Relacionados