CUENTO DE HOY

Bel y Nessa ayudando a los Reyes Magos (cuento infantil gratis)



... Nuestras amigas Bel y Nessa convertidas en Pajes Reales trabajaron muy duro junto con el resto de pajes y duendes. Finalmente, cumplieron su misión.

Todos los niños tuvieron su regalo a tiempo el día 06 de Enero.

Cuando acabaron su cometido se dispusieron descansar unos días en oriente. Decidieron convertirse en camellos y pasear por el precioso desierto.

 

Cuando llevaban dos días descansando ey disfrutando del desierto, en un oasis, encontraron a una familia muy triste porque habían perdido a Haníbal. Hanñibal era un pequeño camello que les ayudaba en las tarears diarias de la familia. Les ayudaba a transportar el agua hasta las ciudades, les ayudaba a transportar la comida y todos los enseres que la familia necesitaba y, además, por su buen comportamiento, Hanñibal era uno más de la familia.

Sin pensáserlo dos veces, nuetsras amigas, Bel y Nessa, no dudaron en ofrecer su ayuda para encontrar a Haníbal.

La voluntad la tenían, pero... por dónde empezar? El desierto era enorme y no sabían qué dirección había tomado Haníbal. Bel propuso seguir el rastro y Nessa entendió que era la mejor opción para empezar.  Al abandonar el oasis, nuestras amigas enseguida se percataron de algo: Haníbal no podía esatr muy lejos. Su rastro era muy claro y el olfato les decía que andaba por allí. 

Llegaron al pueblo más cercano al Oasis y vieron como todos los lugareños celebraban una gran fiesta. Al acercarse, vieron a Haníbal junto con otros camellos celebrando con alegría el evento.
Bel y Nessa se acercaron y al preguntarle porqué había desaparecido de su casa y comentarle que sus dueños estaban muy tristes y preocupados, Haníbal contestó: " Dios mío, cuanto lo siento. Lo olvidé!!. Me envairon a por víveres y al llegar al poblado me reencontré con mis antiguos compañeros y decidimos unirnos a la fiesta del poblado".

Bel y Nessa le recriminaron el egoísmo de su olvido y le propusieron una idea: Ir de nuevo al Oasis  y hacerlo con sus amigos cargados de comida y agua para un mes. Así sus amos olvidarían la pena y agradecerían la ayuda  de Haníbal y sus amigos.

Aceptaron encantados y, al regresar al Oasis, la familia que cuidaba a Haníbal se emocionó tanto que olvidó la pena que tenían al creer que le habían perdido para siempre y por supuesto, lo celebraron por todo lo alto. Tanto fue así que toda la comida y agua que les llevaron, se agotó en la noche de las celebraciones.




Nessa y Bel, al acabar la fiesta se retiraron con la idea de un nuevo destino....

Estad atentas pekeninas.... mañana una nueva aventura nos aguarda!! 


#cuentoinfantilm #cosasparaniños #ocioinfantil

Posts Relacionados