CUENTO DE HOY

EL HADA DE LOS DESEOS



Esmeralda era la más pequeña de las hadas de los deseos.

Todos los días, las hadas se reunían y comentaban qué deseos habíaan concedido y cómo de felices se sentían los niños cuando se los concedían.

Esmeralda nunca explicaba nada. Ella sólo encontraba niños que querían cosas materiales(juguetes, ropa, chucherías...)
Un buen día, se decidió por buscar otros niños, buscar niños que estuviesen jugando tranquilamente y no llorando porque anhelaban poseer alguna cosa. Fue entonces cuando Esmeralda ,en un parque alejado del centro de la ciudad, encontró a dos niños jugando con barro y simulando que hacían comida. Se acercó a ellos  y les preguntó: ¿qué deseo queréis que os conceda?

Los niños, no lo dudaron. Pidieron convertir en comida de verdad toda la comida de barro que estaban creando. El hada preguntó el porqué de aquella petición y ellos respondieron: "nosotros ya somos felices jugando con el barro pero hay otros niños que no tienen la misma suerte y no siempre tienen comida. Si conviertes la nuestra en comida de verdad, se la daremos".

Esmeralda no se lo pensó dos veces. Convirtió la comida de barro en comida de verdad y fue a repartirla con lo dos niños.  Ese día, aprendió una lección: hacer felices a los demás es la mayor de las felicidades y no requiere un gran esfuerzo.


Posts Relacionados